martes, 5 de abril de 2011

Un error de los grandes...

Tal vez sea la propia simplicidad del asunto, lo que nos conduce al error.

No hay comentarios:

Publicar un comentario